Los rovers marcianos (parte 1)

Con el despliegue del Perseverance hace unas semanas y el próximo amartizaje del rover chino (aun sin nombre) se amplía la lista de misiones de exploración de marte. Vamos a repasar la exploración de marte.

Lo primero es saber por qué. Marte no es el planeta más cercano, pero una serie de carambolas, hacen que sea el mejor candidato para estudiar y colonizar. Venus está más cerca, pero ir hasta él es una pesadilla, hay que acercarse al Sol y su atmosfera es lo menos amigable para la vida que te puedas imaginar. El plomo se derrite, la temperatura supera los 450 °C, llueve ácido sulfúrico y sus días duran casi 122 días terrestres y sus noches no son más frías…

La Luna está más cerca y será el primer objetivo, asique el siguiente será Marte. Otra ventaja de Marte, al igual que de la Luna, es su tamaño. Al ser tan pequeños, permiten que los cohetes para volver de ellos sean de un tamaño razonable y por lo tanto podremos llevarlos allí y podrán despegar. Como contraste, Venus es del tamaño de la Tierra, para despegar de Venus necesitaríamos un cohete igual de grande que usamos para salir de la Tierra, así que las misiones a Venus solo son de ida. Sin embargo, marte, mucho más pequeño, permite llevar un cohete capaz de volver de la superficie, al igual que ya se ha hecho desde la Luna.

La Tierra, junto a la Luna y Marte. Podemos ver la diferencia de tamaños y por lo tanto del tamaño del cohete necesario para volver. NASA
Continuar leyendo “Los rovers marcianos (parte 1)”