• Sin categoría

    Ley de Titius-Bode

    Allá por 1750 los astrónomos europeos buscaban una forma de entender las distancias de los planetas al Sol, ya se habían medido con cierta precisión las distancias al sol de los planetas conocidos (Mercurio, Venus, Tierra, Marte, Júpiter y Saturno) y se trabaja de buscar un patrón que ayudase a colocarlos y, por qué no, a buscar nuevos vecinos.

    En ello estaba Johann Daniel Titius cuando promulgó la ley en 1766, atribuyéndola a Johann Elert Bode, de ahí el nombre de la ley Titus-Bode

  • Desaparición de Fomalhaut b
    Actualidad,  Astrofísica

    Fomalhaut b, el planeta víctima de la estrella de muerte.

    No, no te has equivocado de blog, no es una crítica a Star Wars, este es un blog de ciencia. Lo que pasa, es que de vez en cuando, la naturaleza nos sorprende con cosas que la ciencia ficción nos ha mostrado, pero que creíamos imposibles.

    Es cierto que el planeta no ha sido víctima de la estrella de la muerte, la terrible arma del imperio para destruir planetas enteros. Lo que si es cierto es que el planeta ha desaparecido.

    Cuando observamos la estrella Fomalhaut en verano, cuento que, aunque no se puede ver con un telescopio de aficionado, la estrella es la primera en la que se vio (no descubrió, solo vio) un planeta. Ya se habían descubierto planetas antes en otras estrellas, pero verse, verse, no se habían visto, solo detectado. Fomalhaut b fue el primer planeta visto al telescopio (Hubble en 2008 con observaciones hechas de 2004 a 2006) desde que se buscan exoplanetas. Incluso tiene nombre propio, Dagon. O tenía nombre propio.

    Dagon (Fomalhaut b) en la parte interior del disco de escombros visto por el Hubble. NASA, ESA, P. Kalas, J. Graham, E. Chiang, E. Kite (University of California, Berkeley), M. Clampin (NASA Goddard Space Flight Center), M. Fitzgerald (Lawrence Livermore National Laboratory), and K. Stapelfeldt and J. Krist (NASA Jet Propulsion Laboratory)
  • Actualidad,  exploración,  Hazañas,  Órbita terrestre

    ¿Qué nos enseñan los cosmonautas sobre el confinamiento?

    Estos días de confinamiento, en los que estamos viviendo una montaña rusa emocional, luchando contra el impulso de salir corriendo a la calle, hemos visto varias publicaciones sobre lo que los científicos y astronautas han vivido y como su experiencia nos puede ayudar.

    No seré yo quien mejore lo ya escrito en estos artículos, pero sí que echo en falta algo de información que puede hacer que nuestros limites de confinamiento se hagan más grandes en comparación.

    Las limitaciones más importantes que nos hemos encontrado, al igual que nuestros aventureros del cosmos, han sido no poder salir, al igual que ellos y convivir, en muchos casos, con otras personas de las que no puedes separarte lo suficiente para evitar conflictos.

    Ambas experiencias están muy estudiadas, podréis leer en blogs y artículos de revistas, que la medicina que se ha usado desde las primeras misiones de larga duración ha sido la rutina.

    Cuando los primeros cosmonautas soviéticos comenzaron sus estancias de larga duración en las primeras estaciones espaciales se les impuso una apretada agenda de trabajo y ejercicio que les dejase poco tiempo libre con el que distraerse en conflictos y preocupaciones. Investigación, ejercicio para mantener el cuerpo en las condiciones de ingravidez y evitar la pérdida de masa ósea, mantenimiento de la nave, comunicaciones, comer, asearse, dormir y un pelín, muy poco tiempo libre.

    Todo eso dentro de una sola habitación.

    Después se resolvió la parte psicológica del aislamiento. Celebrar pequeños logros con el resto de ocupantes, enfrentarse a las diferencias, mantener la convivencia para evitar hacer grupos… nada nuevo desde los años 70.