Serie “Cómo funciona el cosmos”. Capitulo cuarto: Límite de Roche

En la entrada anterior de esta serie comentamos los efectos de las mareas en los satélites y el acoplamiento de marea. Las mareas son más fuertes cuanto más grande y cercano es el planeta o el satélite, pero no podemos acercar el satélite al planeta tanto como queramos (si es que dependiese de nosotros).

El límite de proximidad viable, por llamarlo de alguna manera, es el límite de Roche. Éste, que depende de las características del planeta y del satélite, determina a partir de qué distancia el satélite es estable y por debajo de que distancia las fuerzas de marea acabarán destruyendo el satélite y creando un bonito sistema de anillos.

Continuar leyendo “Serie “Cómo funciona el cosmos”. Capitulo cuarto: Límite de Roche”

Hazañas en el cosmos 5: Soyuz 18-1, eyección a 192 km de altura y hacia abajo

Tripulación del Sayuz 18. spacefacts.de

La historia de la Soyuz 18-1 (lo del a es importante) es digna de contar. Después de ver un lanzamiento espacial te das cuenta que subes unos astronautas sobre una bombona gigante de 300 toneladas de combustible y esperas que éste se queme de forma controlada hasta llegar al espacio. ¿Y si esto no es así?

En otros capítulos de esta serie hemos visto cómo salvarse cuando tu cápsula no se separa del módulo de servicio, o te falla el traje espacial o cuando tu capsula aterriza en un bosque siberiano, o cuando te explota un tanque de oxígeno camino a la luna e incluso bajo un lago helado. Pero ¿Qué pasa si el fallo sucede cuando tu nave aún esta enganchada al cohete y todo su combustible? ¿Cómo escapamos de una situación tan explosiva?

Continuar leyendo “Hazañas en el cosmos 5: Soyuz 18-1, eyección a 192 km de altura y hacia abajo”

Tan cerca, tan lejos

Andrómeda

Una de las cosas que más me ha impactado fue la primera vez que vi Andrómeda por el telescopio. Andrómeda es el objeto celeste más grande y más lejano que podemos ver a simple vista. Al menos eso dicen, yo nunca lo he conseguido sin ayuda de un telescopio o unos prismáticos. Voy a suponer que por la contaminación lumínica. Está ahí mismo, en el borde de lo que podemos ver en el universo, y al mismo tiempo, lejos como para no poder llegar a ella.

Continuar leyendo “Tan cerca, tan lejos”