¿Por qué Plutón ya no es un planeta?

Sharing is caring!

Ayer 18 de febrero de 2020 se han cumplido 90 años desde el descubrimiento de Plutón. El que sería el 9 planeta del sistema solar es un mundo que no encaja bien donde está y planteó más preguntas que respuestas. El planeta fue descubierto por el estadounidense Clyde Tombaugh, lo que en el futuro traería alguna disputa dentro de la Unión Astronómica Internacional (UAI). Pero empecemos desde el principio.

Plutón y Caronte por la New Horizonts
Plutón y Caronte. son el planeta y la luna con los tamaños más desproporcionados del sistema solar, tanto que no es Caronte quien orbita Plutón, si no que ambos orbitan un punto común fuera del propio Plutón. Estas imagenes tan nítidas no se han podido ver hasta el sobrevuelo del planeta por parte de la sonda New Horizons. Syfy Wire

Hasta la invención del telescopio, los planetas conocidos eran Mercurio, Venus, Tierra, Marte Júpiter y Saturno, no se conocen los descubridores, al igual que no sabemos quién inventó la rueda o “domó el fuego”, ya que son visibles a simple vista. Con la llegada del telescopio se descubren Urano y Neptuno, ambos por europeos. Y ya en 1930 se descubre Plutón.

Hasta aquí, todo como nos lo contaron en el colegio. El problema viene en 2006 cuando la UAI decide “degradar” a Plutón de planeta a planeta enano, decisión que no fue bien recibida desde el sector estadounidense de la UAI. ¿Por qué se decide esto?

Tan pronto como en 1996 se empiezan a descubrir objetos más allá de Plutón. En principio es difícil determinar si son redondos, por lo que pueden ser asteroides o Planetas. En los años siguientes empiezan a aumentar los descubrimientos de estos objetos, siendo posible determinar que algunos de ellos son esféricos. Aquí teneos una muestra:

ObjetoFecha descubrimiento
Eris 6/3/2006
Makemake 29/7/2005
Haumea 7/3/2003
Sedna 14/11/2003
Orcus 1/2/2004
Quaoar 4/6/2002
Varuna 28/11/2000

Esto empezó a suponer un problema ya que en 2005 se conocían mas de 1000 objetos de este tipo. Alguien pensó en los pobres escolares que deberían, algún día, aprenderse los nombres de los planetas del sistema solar. La solución fue “inventarse” algo para que estos objetos no fuesen considerados planetas (incluido Plutón, o todos o ninguno).

No sería nada nuevo, ya en 1860 se dejó de considerar Ceres planeta, aunque en este caso se le denominó asteroide, debido a que compartía órbita con otros objetos (asteroides del que después se conocería como cinturón de asteroides)

¿Y por qué ahora sería distinto? Plutón ha sido planeta 76 años (algo más que los casi 60 de Ceres) y hay una fuerte componente emocional. La mayoría de nosotros lo ha estudiado así, pero en una generación será la mayoría la lo conozca como planeta enano y les causará la misma sensación que a nosotros cuando hablamos de Ceres.

El principal escollo es que es el único planeta descubierto por un estadounidense, por lo que la oposición de una parte de la UAI es notable en este aspecto.

¿Y qué es exactamente lo que hace que no sea planeta? Al fin y al cabo ya hay planetas muy pequeños, como mercurio, que sí lo son. En 2006 la UAI plantea, descritas de forma somera, tres reglas para los planetas:

  1. orbitar al sol
  2. ser redondos (esféricos)
  3. ser dominantes en su orbita

Esta última regla es que afecta a Ceres y a Plutón, ya que cumplen las otras dos. Es decir, todo aquel planeta que comparta órbita no pude ser planeta. Al igual que Plutón, los planetas más allá como Sedna o Makemake, no dominan sus órbitas, esta en el cinturón de Kuiper, algo así como la versión grande del cinturón de asteroides, pero más allá de la órbita de Plutón. Ninguno “domina” su órbita.

Y aquí es donde volvemos al principio. ¿Qué hacer con todos estos planetas? Inventarse una nueva categoría de cuerpos celestes, los planetas enanos. En 2006 se crea esta categoría para dar encaje a estos cuerpos, hasta ahora oficialmente 5: Ceres, Plutón, Eris,  Makemake y Haumea. Otros 11 son candidatos (queda estudiarlos mejor para poder ver que cumplen el resto de reglas, básicamente que sean redondos).

Plutón deja, por culpa de sus hermanos, de ser un planeta, para disgusto de los estadounidenses.

Independientemente de como los llamemos, está ahí y es muy interesenate. Como última curiosidad, la sonda New Horizons, lanzada el 19 de enero de 2006, fue enviada al último planeta que quedaba por explorar del sistema solar. Cuando llegó ese planeta era un planeta enano. Cuando se lanzó en 2006 únicamente se conocía una luna, Caronte (desde 1975) y justo un año antes del lanzamiento, en 2005, cuando la misión ya estaba en marcha, se descubrieron dos más, Nix e Hidra (cuyas iniciales coinciden con las de la sonda, New Horizons, todo un guiño).

Nix e Hidra, lunas de Plutón
Imagen del Telescopio Espacial Hubble. Las nuevas lunas de Plutón en 2005. NASA/ESA

Para mantener la emoción, cuando volaba hacia el pequeño Plutón en 2011, se descubrieron dos más Cerbero y Estigia. La misión se ponía interesante por momentos.

Las 5 lunas de Plutón
Foto de las 5 lunas y el planeta. Las más débiles no fueron visibles hasta hacer fotos de larga exposición tapando el brillo de Plutón y Caronte para poder apreciar el resto. NASA/ESA

Lamentablemente la sonda llevaba tanta velocidad que pasó, en pocos días, de largo del planeta. En ese tiempo no paró de recoger datos, que tardaría meses en mandar a la Tierra. Iba demasiado rápido para parar, orbitar el planeta y seguir estudiandolo. A cambio la sonda ha podido sobrevolar otros objetos del cinturón de Kuiper… pero ese es otro tema.

Da igual que clasificación le demos a Plutón, es lo que es, lo llamemos como lo llamemos, un mundo fascinante.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *